El tejido cerebral sufre inflamación en personas con síndrome metabólico, lo que puede desencadenar deterioro cognitivo

La obesidad es uno de los mayores problemas de salud pública. El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

La obesidad es uno de los principales factores para desarrollar otras enfermedades, entre las que prevalecen, las enfermedades cardiovasculares (principalmente las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares), que fueron la principal causa de muertes en los últimos años; la diabetes; los trastornos del aparato locomotor (en especial la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy discapacitante), y algunos cánceres (endometrio, mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula biliar, riñones y colon).

Los problemas desencadenados por la obesidad también han llegado hasta el cerebro, ya que según expertos, esta enfermedad afecta el sistema nervioso.

Una notoria brillantez en la piel, sin auxilio de cosméticos, puede ser el primer indicio superfluo de inflamación del tejido cerebral por obesidad. “Aunque fuera una observación trivial, es un punto crucial porque resulta que ese brillo es signo de inflamación en términos de la fisiopatología”, advirtió David García Díaz, del Laboratorio de Biofísica de Membranas y Células Troncales de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

“Si bien se trata de una inflamación de bajo grado, es crónica, de orden sistémico y daña gradualmente los sistemas; este fenómeno no sólo se presenta en diversos órganos como el hígado y páncreas, sino que también aqueja al sistema nervioso, en particular al central”, explicó.

Durante la conferencia “Síndrome metabólico: factor de riesgo de deterioro cognitivo”, que ofreció  el experto señaló al hipocampo como uno de los responsables de los fenómenos cognitivos, específicamente, de la memoria declarativa, y el hipotálamo como en vínculo entre inflamación desequilibrio energético y deterioro cognitivo. El hipocampo, abundó, es una de las estructuras clave porque ahí comienza a alterarse la cognición.

Add Your Comment